SAP (Síndrome de Alienación Parental): dejemos a los hijos al margen…

Qué es el SAP

Para aquellos que no lo conozcáis, el SAP o síndrome de alienación parental, es un concepto acuñado por Gardner en 1985, en sus estudios sobre divorcios conflictivos o destructivos, y que se refiere al conjunto de síntomas en el o los hijos, que resultan de las distintas estrategias utilizadas por uno o los dos progenitores, para intentar modelar la conciencia del niño, usándola en contra del otro progenitor.

Esto que a priori parece de película de terror psicológico, por desgracia ocurre más de lo que se piensa, y Gardner decidió darle dicho nombre. Es una forma más de maltrato infantil.

síndrome de alienación parental

Un hecho claro es que cada vez hay más separaciones, no hablo ya de divorcios, porque al parecer por la crisis están disminuyendo. La separación siempre es un hecho desagradable para los que la sufren y para los que están cerca. Pero cuando hay hijos de por medio, se complica aún más, ya que suelen ser los más perjudicados por varias razones:

–          No son culpables de la situación ni la han provocado de ningún modo (aunque haya gente que quiera achacárselo)

–          En ocasiones no entienden qué está pasando o el porqué de los cambios.

–          Son los que sufren los nuevos cambios que origina la separación en su modo de vida, aunque en otras ocasiones puede suponer un alivio para ellos, como por ejemplo cuando existe maltrato y el maltratador es alejado del seno familiar.

–          Todavía se están desarrollando, y estos conflictos pueden marcarles para el futuro si no se llevan adecuadamente.

Síntomas del SAP en los hijos

El progenitor que se dedica a alienar a su hijo, le intenta traspasar sentimientos negativos hacia el otro progenitor, le cuenta sus experiencias negativas vividas con el otro, le intenta “programar” para que odie al otro progenitor. Lo único que está haciendo es utilizar a su hijo para herir a la otra persona, sin darse cuenta de que el principal herido será el hijo.

¿Cuáles son los síntomas más comunes en los hijos que sufren SAP?

  1. Manifestaciones verbales y actos hostiles hacia uno de los progenitores.
  2. Absurdas, débiles o frívolas justificaciones para los actos anteriores.
  3. No existe ambivalencia, todo es bueno para un progenitor y malo para el otro.
  4. Están convencidos que el odio o desprecio que sienten es un sentimiento propio, una decisión suya, no algo inculcado.
  5. Hay un apoyo hacia el progenitor que le está alienando.
  6. No tienen sentimientos de culpabilidad por sus actos ante el progenitor alienado.
  7. Los argumentos que en ocasiones relatan, son claramente prestados o no adecuados para su edad o capacidad de razonamiento.
  8. Los sentimientos se pueden generalizar hacia la familia del progenitor alienado.

El SAP en los padres

El SAP suele ocurrir cuando alguno o los dos progenitores son especialmente sobreprotectores durante la crianza, aunque esto no es una regla exacta.  El alienador puede estar cegado por sus ganas de venganza, por la rabia, ira, etc. Mientras que el otro progenitor adquiere normalmente el papel de víctima, y de que está siendo tratado injustamente y que están poniendo a sus hijos en su contra.

¿Qué síntomas podemos observar en los progenitores?

  1. El progenitor alienador intenta tener una relación con sus hijos de control total sobre ellos, les hace participar en sus problemas e ideas.
  2. En ocasiones el alienador no respeta las reglas, ni tampoco sentencias o dictámenes judiciales, piensa que esas reglas se hacen para los demás, no para él.
  3. No es capaz de ver la situación desde otro punto de vista que no sea el suyo propio.
  4. Puede fingir que trabaja para que su hijo respete y quiera visitar al alienado, pero que es el hijo el que elige no hacerlo.
  5. En una evaluación, a los alienadores se les puede “pillar” por fallos en sus razonamientos.

El papel del psicólogo ante un SAP

El psicólogo puede ser una ayuda vital en los procesos de separación, no solo cuando exista conflicto y SAP, sino también en casos en los que la separación no conlleva conflicto. Algunas de las funciones que puede desempeñar el psicólogo son:

–          Facilitar la comunicación entre padres e hijos en relación a la separación y en cuanto al futuro inmediato, evitando que se produzcan incertidumbres y lagunas en los hijos.

–          Ayudar a fomentar conductas de autonomía e independencia en los hijos para un mejor afrontamiento de la separación.

–          Favorecer en el conflicto propio de la pareja con el fin de lograr el mejor acuerdo posible.

–          Prevenir el SAP en cualquiera de los dos progenitores.

–          Ayudar a expresar emociones, tanto en padres como en hijos, con el fin de evitar que éstas surjan posteriormente dificultando las relaciones.

–          Evitar que los progenitores deleguen en sus hijos el hecho de elegir con quién deciden quedarse después de la separación.

–          Prevenir y/o tratar posibles trastornos emocionales y de conducta derivados del proceso de separación.

La mediación familiar es un campo donde la psicología puede aportar ayuda al proceso de resolución y manejo del conflicto entre todas las partes implicadas.

 

email
Si te ha gustado el artículo te agradeceríamos que lo compartieras en redes para que otras personas también puedan leerlo.

Este artículo fue escrito por:

- que ha escrito 40 posts on Psicología para todos/Superdotados/Psicología infantil/Depresión.

Psicólogo, Máster en Terapia de conducta y Trastornos de la personalidad, es además enfermero, con la especialidad de enfermería del trabajo y Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales con las especialidades de Ergonomía y Psicosociología Aplicada e higiene Industrial.

Contacta con el autor

Deja un comentario

¡A la venta mi nuevo libro!

Libro: ¡P@adres en alerta! Nuevas Tecnologías

davidcortejoso.com

davidcortejoso.com

Riesgos de las TIC en menores

Experto en Peligros de las TIC

Grupo Helptic

te ayudamos con las TIC

¿Quieres recibir las novedades de Psicoglobalia?

Introduce tu correo:

Páginas recomendadas

¿No encuentras lo que buscas? Prueba aquí

Búsqueda personalizada
Licencia de Creative Commons