Qué es la depresión infantil

Para desgracia de los padres, los niños no son inmunes a trastornos psicológicos como la depresión infantil. Hay depresión infantil incluso entre los más pequeños (menores de 6 años). Alrededor del 5% de los niños padecen depresión, y alrededor del 20% de éstas, se vuelven crónicas. Pero qué es la depresión infantil y qué podemos hacer ante sus sospechas, es de lo que voy a intentar informaros en este artículo.

Qué es la depresión infantil

Los síntomas más habituales, que pueden hacerte pensar que tu hijo puede tener depresión infantil, son los siguientes:

–      Si se autoculpabiliza de forma excesiva

–      Anhedonia, que es la incapacidad de disfrutar de las cosas que le gustan

–      Irritabilidad y/o agresividad inadecuada

–      Terrores nocturnos persistentes

–      Pérdida de apetito

–      Dificultades para conciliar el sueño o bien tiene múltiples despertares nocturnos.

La mayor parte de las investigaciones y estudios que se realizan sobre la salud mental, están dando cuenta que, la mayor parte de los trastornos, comienzan a gestarse en la infancia. Y cuanto más pronto se originen, más culpa podremos echarle a la genética.

Pero no podemos cargar todo sobre los genes, en los niños también se producen depresiones infantiles exógenas, como en los adultos; estas son depresiones causadas por un factor externo, como puede ser la muerte de un ser querido o la separación de los padres, por nombrar algunas.

depresión infantil

Cómo verificas que sus síntomas son una depresión

Lo primero que debe quedarte claro es que también hay niños tristes, o incluso que los niños pueden tener momentos tristes, y necesiten llorar. Es una emoción y un sentimiento que debe ser expresado, porque reprimir la expresión de las emociones, no les hace ningún favor. Si llora porque está triste por algún motivo lógico, como la muerte de un familiar, pero a ratos si consigue jugar y su humor es normal, tu hijo no tiene depresión infantil. Los niños también necesitan su periodo de duelo ante la muerte.

El factor temporal es lo que más diferencia a un niño deprimido de un niño triste.

Todos los expertos coinciden en señalar que para encontrar si realmente un niño tiene depresión y, por lo tanto, necesita de ayuda especializada, es observando las conductas más primarias y elementales del niño:

–      La alimentación: come menos y no tiene apetito, o está comiendo demás.

–      El sueño: puede ocurrir que no duerma o lo haga mal, o por el contrario, esté mucho tiempo adormilado.

–      El juego: es la conducta por excelencia de los peques, si este se ha vuelto inexistente o es extraño, o pierde el interés por los juegos que le gustaban, también puede indicarlo.

–      Control de esfínteres: si ya estaban controlados, y retrocedemos a etapas previas.

–      Otros síntomas pueden ser: se aburre y cansa con facilidad, se aísla y se comunica poco, baja autoestima, elige finales tristes para sus cuentos y juegos, se puede quejar mucho de dolores de cabeza y de estómago, está continuamente triste y puede llorar con facilidad.

–      En los más pequeños, pueden observarse la apatía, el aumento de las rabietas, la agresividad

Qué puedes hacer como padre/madre

Si sospechamos que nuestro peque puede tener una depresión infantil, lo mejor es buscar ayuda profesional y no dejarlo pasar, bien a través de su pediatra o bien llevándole a un psicólogo infantil. El diagnóstico y el tratamiento precoz son indicadores de un alto éxito en la resolución de estas patologías.

            ¿Qué otras actuaciones puedes realizar si sospechas?

–      Establece y o mantén rutinas diarias. El niño necesita estar seguro y seguir unas pautas, como nosotros. Así sabrá lo que le espera en cada momento y cada día, evitando la incertidumbre en la medida de lo posible, ya que la incertidumbre también puede contribuir a que aparezca o progrese una depresión infantil.

–      No ignores los síntomas de la depresión. Sí, es tu hijo; sí es pequeño; pero la depresión también puede afectarle. Pregúntale sobre lo que siente, déjale acabar los cuentos o pregúntale qué final le pondría, observa sus dibujos, su juego, su actitud diaria, habla con su profesor…La depresión infantil puede no desaparecer y, es más, es probable que si no recibe ayuda especializada, empeore.

–      Debes procurarle contacto social, situaciones en las que vea y deba participar y colaborar con otros niños, con adultos, etc. No se debe aislar o cuanto menos mejor. Preparad excursiones, reuniones con amigos, etc.

–      Hay que estar atentos a sus síntomas, a su juego, a su conversación, a cualquier cosa que nos haga ver que la depresión puede estar ahí.

–      Acepta que es una enfermedad, en el mayor número de veces no es algo simulado. No hay que juzgarle por ello ni culparle. Razonar será una tarea imposible, ya que las emociones se encuentras afectadas por la enfermedad.

–      Dale la oportunidad de expresar lo que siente y lo que piensa. Pregúntale, pero sin agobiar. Que haya posibilidad de hablar en familia es importante.

–      Si sospechamos, habrá que buscar ayuda de un especialista.

Enlaces recomendados

Te recomiendo, por si quieres documentarte más, el siguiente libro “El niño que no sonríe”, una buena guía práctica para todas aquellas familias que conviven con niños tristes o deprimidos, e igual de válido para estudiantes y profesionales que quieran adquirir más conocimientos de la depresión infantil.

 

email
Si te ha gustado el artículo te agradeceríamos que lo compartieras en redes para que otras personas también puedan leerlo.

Este artículo fue escrito por:

- que ha escrito 164 posts on Psicología para todos/Superdotados/Psicología infantil/Depresión.

Psicólogo Sanitario, Máster en Terapia de conducta y Trastornos de la personalidad, Profesor Universitario en la Universidad Isabel I y en la Universidad Camilo José Cela, soy además enfermero, con la especialidad de enfermería del trabajo.

Contacta con el autor

Deja un comentario

¡A la venta mi nuevo libro!

Libro: ¡P@adres en alerta! Nuevas Tecnologías

davidcortejoso.com

davidcortejoso.com

Riesgos de las TIC en menores

Experto en Peligros de las TIC

Grupo Helptic

te ayudamos con las TIC

¿Quieres recibir las novedades de Psicoglobalia?

Introduce tu correo:

Páginas recomendadas

¿No encuentras lo que buscas? Prueba aquí

Búsqueda personalizada
Licencia de Creative Commons