Qué es el coaching y para qué sirve

El coaching o psicólogo experto en coach es aquel profesional especializado en mejorar el bienestar y el rendimiento laboral y personal, de aquellas personas que no presentan problemas clínicamente significativos de salud mental o malestar psicológico. Es una profesión emergente en nuestros días y cada vez más demandada por las empresas que quieren mejorar las relaciones de sus trabajadores y la productividad, pero también a nivel individual.

Para qué sirve el coaching

El coach se inició en EEUU en los años 80, y desde entonces no ha dejado de extenderse y de crecer por el resto de los continentes. El coaching se aplica fundamentalmente en dos ámbitos distintos:

–          Coaching laboral o ejecutivo: para el desarrollo de habilidades directivas, de liderazgo o de manejo del estrés laboral.

–          Coaching personal: trabaja de modo más integral y global los distintos aspectos y objetivos de la persona en su vida privada, social, laboral y personal.

Los tres términos que barajamos en esta área son coaching, coach (especialista) y coachee (el cliente).

Dentro del ámbito de la psicología de las organizaciones, el coach trabaja en tres áreas distintas:

–          A nivel individual: la labor de los distintos miembros de la organización.

–          A nivel colectivo: el comportamiento de estas personas, integrantes de la organización, como colectividad.

–          A nivel de las relaciones: la interacción entre las personas y la organización.

coaching

Diferencia entre coaching y mentoring

La distinción fundamental es que en el coaching no hay instrucción o formación. El coach no es un asesor, no aconseja ni le dice a su coachee lo que debe hacer, no le da indicaciones o soluciones a sus problemas, como haría un mentor o consultor.

El coach no intenta enseñar, sino potenciar y mejorar lo que ya existe en el coachee o cliente. En cambio el mentor intenta enseñar nuevas técnicas, nuevos métodos y formas para resolver situaciones.

Pero ambos términos en la práctica profesional se entremezclan, ya que es habitual que los coach usen técnicas de mentoring con sus clientes.

El proceso de coaching

El coaching es un sistema de preguntas por el cual el coach ayuda al coachee a sacar lo mejor de sí mismo. El proceso parte de la premisa de que el coachee es el individuo que cuenta con la mayor y mejor información para resolver las situaciones que enfrenta. En vez de enseñar, el coach asiste al coachee para que este encuentre sus propias respuestas.

El proceso requiere básicamente de cinco pasos:

  • Observar: es fundamental para que el coachee llegue a soluciones. A través del posicionamiento en nuevos puntos de vista, y la observación de las creencias y conductas que practica, el individuo podrá elegir entre nuevas alternativas que le apoyen a construir los resultados que busca.
  • Tomar conciencia – La observación permite la toma de conciencia, básicamente acerca de nuestro poder de elección. El coach centrará al coachee en las elecciones que toma y las consecuencias que de ellas se derivan, brindándole herramientas específicas para elegir con mayor efectividad y elegir conscientemente.
  • Determinar los objetivos. Es esencial para todo proceso de Coaching, el contar con objetivos claramente definidos. Este será el paso crucial hacia la obtención de los mismos y servirá de guía para la toma de decisiones y acciones.
  • Actuar – Una vez reunida toda la información, hay que actuar de una forma sostenida en el tiempo. El coach acompañará de cerca este proceso superando las dificultades que suelen aparecer durante la puesta en práctica.
  • Medir – En todo momento es imprescindible comprobar si nos acercamos o nos alejamos del objetivo marcado. Esto permitirá tomar acciones correctivas y así contribuir a la obtención de los logros buscados.

Eficacia del coaching

Cuando el Coaching es practicado por un profesional formado y con experiencia, la metodología ha demostrado buenos resultados y básicamente a ello debe su popularidad. Algunas de las claves para que Coaching sea efectivo son:

  • Contar con un plan de trabajo y metodologías claras. Un buen Coach Proporcionará una guía metodológica y Te explicará el proceso a seguir.
  • Elegir un buen profesional. Como las certificaciones en la materia son muchas veces de dudosa validez, es recomendable analizar el currículum del profesional de forma integral, considerando su formación académica en otras áreas aparte de Coaching, la concordancia entre sus estudios y la experiencia que posee.
  • Por último, una cualidad necesaria en todo el proceso es la flexibilidad, para reconsiderar objetivos, ver claramente el punto de partida, ser consciente de los recursos disponibles y no disponibles, para cambiar lo que sea necesario al comprobar que nos alejamos del objetivo.
email
Si te ha gustado el artículo te agradeceríamos que lo compartieras en redes para que otras personas también puedan leerlo.

Este artículo fue escrito por:

- que ha escrito 164 posts on Psicología para todos/Superdotados/Psicología infantil/Depresión.

Psicólogo Sanitario, Máster en Terapia de conducta y Trastornos de la personalidad, Profesor Universitario en la Universidad Isabel I y en la Universidad Camilo José Cela, soy además enfermero, con la especialidad de enfermería del trabajo.

Contacta con el autor

Deja un comentario

¡A la venta mi nuevo libro!

Libro: ¡P@adres en alerta! Nuevas Tecnologías

davidcortejoso.com

davidcortejoso.com

Riesgos de las TIC en menores

Experto en Peligros de las TIC

Grupo Helptic

te ayudamos con las TIC

¿Quieres recibir las novedades de Psicoglobalia?

Introduce tu correo:

Páginas recomendadas

¿No encuentras lo que buscas? Prueba aquí

Búsqueda personalizada
Licencia de Creative Commons