Los tics en la infancia

¿Qué son los tics?

Los tics infantiles son un trastorno habitual que suele darse entre los 6 y los 10 años y tienen un carácter generalmente transitorio. Son sonidos o movimientos repetitivos, involuntarios, automáticos y de corta duración, que no suelen variar en su forma y se producen a intervalos determinados.

Tipos de tics

Hay básicamente dos tipos:

– Sonidos o fónicos: sonidos o ruidos rápidos y sin sentido, como gruñir, carraspear, inspirar fuertemente… Aunque también les hay más complejos como repetir sílabas, palabras o frases fuera de las situaciones normales.

– Los más simples suelen afectar a los músculos de la cara, cuello o cabeza (ej.: mover la boca, los párpados, etc.) Pero también les hay más complejos que pueden afectar a extremidades y al cuerpo entero.

tics infantiles

Foto: Sara Monsalve

Causas de los tics

Las causas de los tics en niños pueden ser variadas, algunas de ellas son:

– Origen neurológico: determinados desórdenes genéticos y metabólicos, pueden afectar a los ganglios basales y pueden desencadenar en la producción de tics.

– La fatiga y el estrés, también contribuyen a la aparición de tics en los niños.

– La vivencia de un hecho traumático puede producir un tic y hacer que éste quede asociado a emociones negativas como el miedo.

– Algunos medicamentos de tipo estimulante también pueden originarlos.

– Algunas enfermedades de origen genético pueden causarlo, como la Corea de Huntington.

– Infecciones virales que afecten al sistema nervioso, como la encefalitis, también pueden producir la aparición de tics.

Consejos para reducir los tics

  1. Padres e hijos deben hacerse conscientes de los tics del niño, averiguando si existen situaciones que provocan su aparición y conociendo sus consecuencias perjudiciales. Hay que intentar que el niño descubra y detecte las sensaciones corporales previas a los tics. Es adecuado colocarle delante de un espejo para que lo vea en el momento en el que aparecen. También, en muchas ocasiones son buenos aliados los profesores, que pueden ser los primeros que detecten los tics en la educación del niño y contribuyan de alguna forma en el tratamiento.
  2. Hay una técnica psicológica (Inversión del hábito) consistente en realizar, en el momento en el que se va a desencadenar el tic, una conducta incompatible. Por ejemplo, si el niño tiene el tic de morderse constantemente las uñas y hemos identificado los signos previos a que se desencadene este tic, habrá que entrenarle para que en ese momento se meta las manos en los bolsillos. No hay una conducta “tipo” que se enseñe a todos los niños ante le mismo o parecido tic. Debemos encontrar la más adecuada y la menos incómoda para el niño. Lo más importante es que esta conducta también debe ser disimulada, quiere decir, que si intentamos eliminar el efecto perjudicial en las relaciones sociales del niño que produce el tic, no podemos causar este perjuicio con la conducta incompatible.
  3. Las técnicas de relajación son muy buenas aliadas, de forma que es muy beneficioso entrenar al niño en ejercicios de relajación muscular y de respiración.

Un caso especial: El trastorno de Tourette

El síndrome de Tourette es un tipo especial en el que se combinan tics vocales (sonidos) y motores, pero además puede darse comportamiento obsesivo compulsivo, depresión, ansiedad, déficit de atención y/o hiperactividad.

Tiene un origen genético, suele darse más en niños que en niñas, se diagnostica sobre los 7 años aunque puede comenzar mucho antes. Y para el diagnóstico hace falta que lleve al menos un año con los tics y en ese año no haya tenido un periodo de tres meses libre de tics.

El tratamiento más adecuado es la combinación de psicofármacos, que actúan para controlar los tics, y de psicoterapia (modificación de conducta, grupos de apoyo, etc.) contra el resto de los síntomas.

Los padres

En este caso los padres son un pilar fundamental, en la identificación y en la mejora de los tics del niño. Es necesario que aprendan con la ayuda del psicólogo las distintas maneras de tratar dichos tics, la forma de entrenar al niño en las conductas incompatibles, de las recompensas que se le deben dar si realiza dichas conductas, de cómo entrenar al niño en la detección de los síntomas previos, etc.

La mayor parte de los tics se reducen considerablemente al llegar la adolescencia. Siempre que esto no ocurre o que los tics alteran las vida normal del niño, sus relaciones sociales o la dinámica familiar, es completamente necesario acudir a consultar a un especialista. El psicólogo en estos casos es un buen aliado.

Vídeo

Os dejo un vídeo muy ilustrativo para que veáis lo que es el síndrome de Tourette y los tics en los niños.

email
Si te ha gustado el artículo te agradeceríamos que lo compartieras en redes para que otras personas también puedan leerlo.

Este artículo fue escrito por:

- que ha escrito 40 posts on Psicología para todos/Superdotados/Psicología infantil/Depresión.

Psicólogo, Máster en Terapia de conducta y Trastornos de la personalidad, es además enfermero, con la especialidad de enfermería del trabajo y Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales con las especialidades de Ergonomía y Psicosociología Aplicada e higiene Industrial.

Contacta con el autor

8 Respuestas hacia “Los tics en la infancia”

  1. Fernando dice:

    Enhorabuena! Me ha resultado un artículo muy interesante y en general los contenidos de la página muy útiles.

  2. Margarita Fuertes dice:

    muy util el contenido mi hijo se mordia las uñas y a bace de premios le decia que si les veia a las uñas largas y yo las cortaba le daba lo que mas le guste y dio resultado pero en los ultimos meses veo que tiene otro tic hace un sonido como que esta resfriado aspira muy profundo la nariz y hace sonidos como que esta atrancandoce mi hija que es la que va en la parte de atras del carro con el le dice que no haga asi porq a ella le molesta a lo que el responde que si no lo hace es como que le falta el aire, como enfrento este nuevo problema es porq siente una falta por lo que ya no se muerde las uñas y ese vacio lo esta llenando con nuevas cosas como las que le comento el tiene 7 años va a cumplir 8 en julio

  3. Margarita Fuertes dice:

    del sindrome del tourette se puede pasar al toc esto va de la mano es casi lo mismo o en que se diferencia

  4. David Cortejoso dice:

    Hola Margarita, la forma de enfrentarse a ese nuevo tic que me comentas es la misma que para morderse las uñas. Y efectivamente, puede usar ese tic para sustituir al anterior. Casi todos tenemos algún tic, la cuestión es que estos hábitos no dificulten y alteren nuestra calidad de vida ni la de los que nos rodean.
    En cuanto al TOC y el síndrome de Tourette no son lo mismo y no tiene porque ir uno seguido de lo otro. El síndrome de Tourette se manifiesta más a través de tics de tipo nervioso, y el TOC más a nivel conductual. Sus causas son distintas también, así como su tratamiento. No te obsesiones con los tics de tu hijo, ya que muchos desaparecen con el desarrollo, y si el problema fuera a más, si te aconsejo que acudas a un psicólogo especializado en el tema.
    Gracias por tus comentarios.

  5. Maite dice:

    El hijo de mi pareja tiene 13 años. Tiene muchísimos tics (no conozco a ningún nño así). Los va alternando, pero el que más se repite es el de los ojos. Los mueve hasta ponerlos en blanco (da miedo), pero si no, expulsa aire por la nariz bruscamente, carraspea (este es el tic más normal). En una ocasión, y durante los días previos a irse de vacaciones con sus abuelos, movía el hombro y cuello de un forma exagerada. Mi pareja dice que es un niño muy nervioso, y le enseña a su hijo ejercicios de relajación, pero yo creo que un poco de ayuda profesional sería necesaria. Mi pareja no confía en los psicólogos, pero yo creo que este caso lo requiere. Necesitaría una opinión.

  6. David dice:

    Hola Maite, según lo que cuentas sí te recomiendo que acudas a un psicólogo especializado en el tratamiento de los tics. Hay que ver la causa de los tics, ya que las técnicas de relajación ayudan, pero no solucionan el problema.
    Hay que confiar un poco más en la labor que realizamos los psicólogos y, desde luego, no pierdes por probar. Yo desde luego te recomiendo que vayáis.
    Gracias por seguirme, un saludo.

  7. Maite dice:

    David. Lamentablemente, hay mucha gente que no confía en vosotros. Yo sí, estuve yendo durante mucho tiempo a una psicóloga por mi separación. Pero hay mucha gente reacia, te lo aseguro. MI pareja es uno de ellos.
    Y puedo aconsejarlo, pero no tomar la decisión por él. Sólo quería consultarte, porque ya te dijo, a mí no me parece normal.

    Un saludo y gracias.

  8. David Cortejoso dice:

    Hola de nuevo Maite, efectivamente, hay mucha gente que no confía, pero también hay gente que no confía en los médicos y en otros profesionales. Y es un lástima, ya que hoy en día, con una formación universitaria de años y una experiencia encima, creo que se debería confiar. También hay profesionales de todo tipo, como en todos los oficios, pero no por eso dejas de llamar al cerrajero si hace falta… Gracias de todos modos por tu confianza, un saludo.

Trackbacks/Pingbacks


Deja un comentario

¡A la venta mi nuevo libro!

Libro: ¡P@adres en alerta! Nuevas Tecnologías

davidcortejoso.com

davidcortejoso.com

Riesgos de las TIC en menores

Experto en Peligros de las TIC

Grupo Helptic

te ayudamos con las TIC

¿Quieres recibir las novedades de Psicoglobalia?

Introduce tu correo:

Páginas recomendadas

¿No encuentras lo que buscas? Prueba aquí

Búsqueda personalizada
Licencia de Creative Commons