Habilidades sociales, la empatía

Las personas pasamos gran parte de nuestro tiempo comunicándonos, pero a pesar de esta práctica constante, la comunicación no es siempre efectiva ni positiva. Para lograrlo hace falta poseer ciertas habilidades sociales, y de entre ellas, la empatía, es una de las más importantes para el proceso comunicativo.

Qué es la empatía y cómo se desarrolla

La empatía puede definirse como la capacidad para poder sentir o comprender los sentimientos de la otra persona con la que nos comunicamos. Esta habilidad social es imprescindible para que no existan malentendidos, para interpretar el lenguaje corporal y para que su mensaje nos llegue con claridad.

La empatía se da en todas las personas en mayor o menor grado. No se trata de algo especial que tenemos unos pocos al nacer, sino de algo que podemos ir desarrollando con el paso de los años.

La capacidad para la empatía empieza a desarrollarse en la infancia. Los padres son los que cubren las necesidades afectivas de los hijos y los que les enseñan, no solo a expresar los propios sentimientos, sino también, a descubrir y comprender los de los demás.

Pero si los padres no saben mostrar esos sentimientos y comprenderlos, sus hijos no aprenderán a expresar emociones propias y por tanto, no sabrán interpretar y sentir las ajenas, con lo que la labor de los padres, aunque inconsciente la mayor parte del tiempo, es muy importante.

Aquí se ve la importancia de una buena comunicación emocional y afectiva en la familia. La capacidad para la empatía se desarrollará más fácilmente en aquellas personas que han vivido en un ambiente en el que han sido aceptadas y comprendidas, han recibido consuelo cuando lloraban y tenían miedo, han visto como se vivía la preocupación por los demás… En definitiva, cuando las necesidades afectivas y emocionales han sido cubiertas desde los primeros años de vida.

empatía

Las neuronas espejo

En 1996 Giacomo Rizzolati descubre las neuronas espejo en unos monos macaco, que se activaban cuando ve determinados movimientos y emociones expresadas por otro mono. Poco después estas neuronas espejo fueron localizadas en la corteza cerebral frontal inferior del hombre, donde se ubica el centro del lenguaje.

Tras múltiples investigaciones se determinó que este grupo de neuronas espejo, son las responsables de comprender lo que piensan y sienten otros a través de la escucha, es decir de la empatía, y se empieza a valorar que son las responsables del contagio emocional, es decir, que un individuo tiende a sentirse como se sienten los que están a su alrededor.

10 consejos para escuchar de forma empática

  1. No distraerse: la curva de la atención se inicia siempre en un punto muy alto, para descender y volver a subir hacia el final del mensaje. Hay que intentar mantener una atención regular para que nuestra atención no decaiga.
  2. No juzgar al otro: cuando respondemos al otro con un juicio tras su mensaje, la comunicación se suele cerrar. De esta forma disminuyen las probabilidades de que nos vuelva a contar algo con total sinceridad.
  3. No infravalorar: no debemos minusvalorar las emociones del otro (“no te preocupes que eso no es nada”), lo cual puede generar un rechazo.
  4. No contraargumentar: no es una competición entre ambos, debemos dejarle expresarse. Si él se siente triste y nos lo está contando, no debemos responderle “yo yo también” o “pues yo más”.
  5. No hay que darle la razón en todo: el darle la razón en todo puede conducir a que considere que tenemos poca credibilidad y que se planteé volver a sincerarse con nosotros.
  6. No hay que interrumpir: con ello desviamos su atención. Solo debemos interrumpir con frases o preguntas cortas cuando precisamos que nos aclare algo o nos dé más información. La atención siempre debe ser del que habla.
  7. No dar soluciones prematuras: en ocasiones las personas no quieren que les des la solución, solamente quieren a alguien que les escuche. Y escucharles ya les proporciona una buena ayuda. Si quieren más ayuda es muy probable que la pidan explícitamente.
  8. No contar nuestra historia: cuando el otro necesita hablarnos, quiere que le escuchemos, no que le contemos nuestras cosas.
  9. Hay que evitar el síndrome del experto: no tenemos que dar respuestas a los problemas de la otra persona, incluso antes de que nos los haya contado.
  10. Hay que desconectarse de nuestra problemática: ser empático significa centrar nuestra atención en el otro, dejarnos llevar por sus palabras y sentimientos, apagando nuestra habla interna, y enfocando nuestros sentidos en el que tenemos en frente.

Libro recomendado

Os dejo como recomendación el siguiente libro de Mireille Bourret titulado “El poder de la empatía”. En él podréis leer sobre: ¿por qué ser empático? ¿Cómo llegar a serlo? ¿Qué papel desempeña la empatía en las relaciones sociales? ¿Cómo puede ser útil en la solución de conflictos? ¿Cómo reconocer y utilizar esta cualidad? ¿Cómo distinguir empatía, simpatía y compasión? ¿Cómo la definen la psicología y la neurociencia?

Si queréis adquirirlo os dejo a continuación un enlace para que lo hagáis de forma económica y cómoda:

 

email
Si te ha gustado el artículo te agradeceríamos que lo compartieras en redes para que otras personas también puedan leerlo.

Este artículo fue escrito por:

- que ha escrito 164 posts on Psicología para todos/Superdotados/Psicología infantil/Depresión.

Psicólogo Sanitario, Máster en Terapia de conducta y Trastornos de la personalidad, Profesor Universitario en la Universidad Isabel I y en la Universidad Camilo José Cela, soy además enfermero, con la especialidad de enfermería del trabajo.

Contacta con el autor

2 Respuestas hacia “Habilidades sociales, la empatía”

  1. susana dice:

    ¿como funciona la enpatia en la prevencion de riesgo?

  2. ¿Que rol juega la empatia en las relaciones intermediarias??? 🙂

Trackbacks/Pingbacks


Deja un comentario

¡A la venta mi nuevo libro!

Libro: ¡P@adres en alerta! Nuevas Tecnologías

davidcortejoso.com

davidcortejoso.com

Riesgos de las TIC en menores

Experto en Peligros de las TIC

Grupo Helptic

te ayudamos con las TIC

¿Quieres recibir las novedades de Psicoglobalia?

Introduce tu correo:

Páginas recomendadas

¿No encuentras lo que buscas? Prueba aquí

Búsqueda personalizada
Licencia de Creative Commons