Fobia social en los niños

Origen de la fobia social en los niños

Es habitual en muchos niños el hecho de que nos les guste que se rían de ellos, pero cuando el temor que tiene el niño le condiciona su relación con los demás y determina su día a día, ya hablamos de una fobia social.

En muchas ocasiones los factores que originan que un niño tenga fobia social por el hecho de temer que se rían de él o porque le miren, están relacionados con los sentimientos y pensamientos que el niño tenga de sí mismo.

La fobia social en los niños puede aparecer a partir de los 6 años, que es cuando el grupo de iguales (amigos) comienza a tomar mucha relevancia en su entorno inmediato.

Su autoestima es el aspecto clave en la fobia social, y ésta la va construyendo a lo largo de toda la vida. En la formación de su autoestima intervienen factores como:

–          Las experiencias que va teniendo

–          Las expectativas que se genera de sí mismo y de los que le rodean

–          Su educación y cultura

–          Las expectativas de los demás sobre él

–          Las opiniones de los amigos, familiares, comparaciones…

fobia social niños

8 claves para poder detectar si tu hijo tiene fobia social

Veamos unas claves para poder descubrir si tiene o no fobia social:

  1. Estate atento a las expectativas que tiene de sí mismo, a las opiniones que tiene de sus propias capacidades.
  2. Habla con él para hacerle ver lo erróneo de algunas de sus percepciones de sí mismo y remarcarle aquellas positivas y realistas que sí tiene.
  3. Tienes que valorar como afronta las desilusiones, los fracasos y las frustraciones.
  4. Observa cómo afronta el hecho de tener que exponerse a otros, de tener que participar en grupo, de hablar delante de los demás.
  5. Comprueba su asertividad. Si se muestra condescendiente o “blando” cuando algo no le gusta en vez de decirlo.
  6. Mira cuál es su opinión de sí mismo, si se cree mejor o peor que los demás, y si necesita de la aprobación cada vez que hace algo.
  7. Observa cómo reacciona cuando ya está siendo observado por otros, si se retrae o le supera la situación.
  8. Es conveniente observar si elude el realizar actividades en las que tenga que interaccionar con más niños, si evita apuntarse a actividades extraescolares, si le gusta jugar solo…

Características más frecuentes de los niños con fobia social

Los niños que tienen algún tipo de fobia social suelen presentar algunas de las siguientes características:

–          Hábitos persistentes como chuparse el dedo, morderse las uñas, arrancarse pelos, etc.

–          Evita situaciones cotidianas en las que pueda darse interacción con más personas.

–          Tiene sentimientos de inferioridad y de timidez a la hora de relacionarse con otros.

–          Gran sensación de miedo al rechazo, al ser juzgado, observado, etc.

–          Puede presentar bajo rendimiento escolar.

–          Pesadillas y episodios de ansiedad.

–          Tienen tendencia al aislamiento, a la autoexclusión.

–          Pueden darse problemas alimenticios.

–          Tienen una necesidad permanente de ser aprobados en cada cosa que llevan a cabo.

–          Pueden haber otros síntomas físicos como el dolor estomacal, de cabeza, náuseas, eczemas,  pérdida de apetito…

Ayuda de los padres en la fobia social

Como siempre os recomiendo, lo mejor es dar ejemplo a vuestros hijos, ya que si ellos en los primeros años de vida, ven este tipo de conductas en vosotros, acabarán por aprenderlas.

Por lo tanto, una de las claves pasa por ser sociables y no estar constantemente juzgando ni comparando al niño con otros. Influye enormemente en su autoestima, la imagen de él mismo que le estamos dando nosotros como padres. ¡Hay que ser cuidadoso en este aspecto!

Es de gran ayuda que le facilitemos situaciones en las que pueda interaccionar con otros niños, que le apoyemos si está inseguro pero también dejándole cierto margen para que solucione las situaciones por sí solo. Y hay que restarle algo de importancia cuando alguien se burle o le critique, debe aprender a afrontar estas situaciones por sí mismo, y a desarrollar estrategias que le permitan salir airoso de estos lances, mejorando su autoestima.

Os recomiendo leer el siguiente artículo relacionado con este tema: Miedos y fobias infantiles.

email
Si te ha gustado el artículo te agradeceríamos que lo compartieras en redes para que otras personas también puedan leerlo.

Este artículo fue escrito por:

- que ha escrito 164 posts on Psicología para todos/Superdotados/Psicología infantil/Depresión.

Psicólogo Sanitario, Máster en Terapia de conducta y Trastornos de la personalidad, Profesor Universitario en la Universidad Isabel I y en la Universidad Camilo José Cela, soy además enfermero, con la especialidad de enfermería del trabajo.

Contacta con el autor

Deja un comentario

¡A la venta mi nuevo libro!

Libro: ¡P@adres en alerta! Nuevas Tecnologías

davidcortejoso.com

davidcortejoso.com

Riesgos de las TIC en menores

Experto en Peligros de las TIC

Grupo Helptic

te ayudamos con las TIC

¿Quieres recibir las novedades de Psicoglobalia?

Introduce tu correo:

Páginas recomendadas

¿No encuentras lo que buscas? Prueba aquí

Búsqueda personalizada
Licencia de Creative Commons