Fobia escolar, qué es y qué podemos hacer

Las fobias pueden definirse como miedos exagerados e ilógicos ante determinadas personas, objetos y situaciones. Así pues, la fobia escolar es el miedo exagerado e ilógico ante personas, objetos y/o situaciones relacionados con el entorno escolar del niño, que suele manifestarse en un alto porcentaje de los casos con el rechazo a acudir a la institución escolar.

Características de la fobia escolar

Las fobias producen una elevada ansiedad en el niño/a y presentan otros síntomas como:

– sudoración excesiva

– aumento del ritmo cardíaco o taquicardias

– pérdida de control de esfínteres

– síntomas estomacales como vómitos, náuseas y mareos

– bloqueo del pensamiento

– gritos y llantos

– excitación psicomotriz

– tendencia a la tristeza, etc.

Las fobias son una forma de miedo que responde a estas características: son  desproporcionadas a la situación que desencadena la respuesta de miedo y están relacionadas con estímulos que no son objetivamente peligrosos, no pueden ser eliminadas racionalmente porque están más allá del control voluntario, tienen larga duración, interfieren considerablemente en la vida cotidiana del niño en función de las respuestas de evitación, y suelen aparecer con más frecuencia entre los 4 y 8 años.

Niño (II) ; Jordan Pérez Órdenes via Compfight

También se ha barajado mucho tiempo, el que en realidad la llamada fobia escolar sea debida o causada por un temor mucho mayor que es la Ansiedad por separación de los padres.

Se estima que la fobia escolar puede afectar entre el 4,4 y el 1,5% de la población general. Puede producirse en niños de todas las edades, pero el pronóstico es mejor cuando son menores de 10 años, en relación a los que sobrepasan esta barrera de edad.

Origen de la fobia escolar

Según los especialistas, en un alto porcentaje se atribuye, como he mencionado anteriormente, a la ansiedad por separación de los padres, y también, en gran medida, a la vivencia por parte del menor de sucesos estresantes relacionados con su entorno escolar.

Parece que las influencias de los padres también son importantes en los comienzos de estos trastornos, e incluso cuando hay antecedentes familiares de trastornos de ansiedad.

Qué se puede hacer en la fobia escolar

La fobia escolar se puede abordar desde distintos ámbitos de actuación, con el objetivo de lograr que el niño vuelva a acudir al colegio, con una remisión total de los síntomas. En lo que no acaban de ponerse de acuerdo los profesionales es si los intentos de volver al colegio deben hacerse antes, durante o después del tratamiento directo con el niño.

Algo que sí es obvio, es que el tratamiento debe incluir dos ámbitos de actuación: el familiar y el propio niño.

Intervención familiar

Los padres deben saber cómo se debe actuar ante estas situaciones, por ello, se debe trabajar con ellos bajo distintas técnicas, que faciliten su intervención hacia el menor:

  • Facilitar y favorecer al máximo la comunicación con el niño en un ambiente relajado, sin estrés, sin reñir y con diálogo constante.
  • Ignorar conductas de quejas que pone de manifiesto el niño para no acudir al colegio. Por ejemplo: “me duele el estómago”, “hoy no me encuentro bien “.
  • No reforzar nunca las conductas de evitación de asistir al colegio (por ejemplo: quedarse en el hogar). 

Intervención sobre el niño

  • Hay que intervenir sobre el menor tanto en el ámbito cognitivo, como el conductual y el fisiológico. Habrá que tratar de modificar, una vez identificados, todos aquellos pensamientos que favorecen la conducta de evitación del menor, hay que utilizar técnicas de modificación de conducta que faciliten la eliminación o la modificación de todas aquellas conductas que se desarrollan en la fobia escolar del menor, y por último, hay que tratar de reducir y eliminar toda la sintomatología que el menor presenta en los momentos en los que se manifiesta la fobia escolar (técnicas de relajación).

En mi opinión profesional, estos tres ámbitos de actuación en el menor (cognitivo, conductual y fisiológico) deben conjugarse en el tiempo con intentos de volver al colegio, pautados y de una forma organizada, controlada y escalonada, como puede ser a través de la desensibilización sistemática.

email
Si te ha gustado el artículo te agradeceríamos que lo compartieras en redes para que otras personas también puedan leerlo.

Este artículo fue escrito por:

- que ha escrito 164 posts on Psicología para todos/Superdotados/Psicología infantil/Depresión.

Psicólogo Sanitario, Máster en Terapia de conducta y Trastornos de la personalidad, Profesor Universitario en la Universidad Isabel I y en la Universidad Camilo José Cela, soy además enfermero, con la especialidad de enfermería del trabajo.

Contacta con el autor

Una respuesta hacia “Fobia escolar, qué es y qué podemos hacer”

  1. MELANCOLICA dice:

    buenos días Dr. David quisiera saber si mi hija tiene fobia escolar hace una semana que la noto tensa y llora y esta sensible dice querer llorar hasta cuando le dejan tareas, al momento de llegar a la casa y tiene miedo de qe yo la castigue por favor espero su respuesta estoy muy preocupada angustiada,

Trackbacks/Pingbacks


Deja un comentario

¡A la venta mi nuevo libro!

Libro: ¡P@adres en alerta! Nuevas Tecnologías

davidcortejoso.com

davidcortejoso.com

Riesgos de las TIC en menores

Experto en Peligros de las TIC

Grupo Helptic

te ayudamos con las TIC

¿Quieres recibir las novedades de Psicoglobalia?

Introduce tu correo:

Páginas recomendadas

¿No encuentras lo que buscas? Prueba aquí

Búsqueda personalizada
Licencia de Creative Commons