El conformismo o la influencia de la mayoría

El conformismo o dejar que actúe la influencia de la opinión o conducta de la mayoría, es un atajo cognitivo, es una forma de ahorrarnos el hecho de tomar decisiones, dejándonos influir por la decisión de los demás.

Esto en ocasiones es positivo, ya que nos ahorra tiempo, pero en otras ocasiones nos conduce a decisiones erróneas. Os podré un ejemplo muy claro y sencillo: vamos caminando por la calle y pasamos por la entrada de un banco donde vemos a una persona en el suelo. Pasamos por delante de él pensando que no le ocurre nada y que no precisa ayuda, porque estamos viendo  que el resto de las personas actúan de igual forma y que, por tanto, no precisará ayuda.

En esta situación también actúan nuestros prejuicios, ya que pensaremos que es un indigente, un borracho, un drogadicto… pero, ¿y si es una persona que le ha dado un infarto y nadie actúa?

El conformismo, proceso de influencia de la mayoría

Puede definirse como aquel proceso por el cual modificamos nuestra conducta o respuesta, ante una situación de incertidumbre, acercando nuestra respuesta a la que da la mayoría de las personas ante la misma situación.

Flickr Meet #3 - Nottingham
Creative Commons License Photo Credit: Craig Marston via Compfight

Según autores como Festinger, cuando nos encontramos ante situaciones en las que debemos emitir un juicio o tomar una decisión sobre una realidad social, estamos ante una situación de incertidumbre. Ante estas situaciones consideramos como normal o norma social lo que hace la mayoría, y es lo que elegimos o decidimos, con el fin de reducir o eliminar esa incertidumbre.

El conformismo a su vez, está influido por una serie de factores:

-          Cuando la respuesta se tiene que dar en público, la influencia es mayor que si se diera en privado.

-          Cuanto mayor es la incertidumbre, es decir, cuanto menos clara es la respuesta que debe dar, mayor es la influencia del grupo.

-          Si el país es de tipo colectivista, no individualista, también es mayor la influencia del grupo en nuestras elecciones.

-          Cuanto más estrecho es lazo entre los miembros del grupo mayor es su influencia en las decisiones de sus miembros.

-          Si un mismo grupo tiene un objetivo común, mayor es la influencia y por tanto el conformismo.

-          Si la fuente de la influencia tiene alta credibilidad y/o relevancia para la persona, mayor es su influencia. Esto lo utilizan mucho las marcas comerciales cuando utilizan a personajes famosos para anunciar sus productos.

-          Y por último, la unanimidad del grupo influye mucho también en la decisión de los miembros del grupo.

Todos estos factores son aplicables tanto para grupos pequeños como para grandes masas sociales.

A sea of maroon and gold: ASU graduation 2010
Photo Credit: Kevin Dooley via Compfight

Efectos del conformismo en las personas y en los grupos

El conformismo o la influencia de la mayoría, como todo tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

Cuando nos conformamos con lo que opina la mayoría:

-          Recibimos aprobación social y esto favorece también nuestra autoestima.

-          Incrementa nuestra aceptación  e influencia social.

-          Evitamos conflictos y discrepancias.

-          Favorece el orden y la armonía social.

-          Ahorramos tiempo.

-          Fundamentamos nuestras decisiones en la norma social.

Pero el conformarse también produce efectos negativos:

-          Cuando no actuamos cómo somos o cómo creemos que debemos actuar por la influencia social, se produce en nosotros una disonancia o malestar, que a corto plazo se puede soportar, pero que en función de su intensidad y a largo plazo, pueden generarnos problemas emocionales o cambios de actitudes para intentar reducirlo.

-          El conformismo también es mal visto y mal valorado por personas y por grupos sociales en ocasiones, que esperan de nosotros una respuesta única, distinta, genuina, original…

-          El conformismo limita la creatividad propia de cada uno cuando nos adaptamos y aceptamos la norma social.

Son precisamente los inconformistas los que destacan, tanto en lo bueno como en lo malo: genios, artistas, asesinos en serie… Y tú, ¿cómo eres, conformista o inconformista?, ¿te dejas influir por la mayoría o no?

email
Si te ha gustado el artículo te agradeceríamos que lo compartieras en redes para que otras personas también puedan leerlo.

Este artículo fue escrito por:

- que ha escrito 135 posts on Psicología para todos/Superdotados/Psicología infantil/Depresión.

Psicólogo, Máster en Terapia de conducta y Trastornos de la personalidad, Profesor Universitario en la Universidad Isabel I y en la Universidad Camilo José Cela, soy además enfermero, con la especialidad de enfermería del trabajo.

Contacta con el autor

Deja un comentario

davidcortejoso.com

davidcortejoso.com

Riesgos de las TICs en menores

Experto en Peligros de las TICs

¿Quieres recibir las novedades de Psicoglobalia?

Introduce tu correo:

Páginas recomendadas

logo cometelasopa logo actividadesconhijos logo bullying-acoso

¿No encuentras lo que buscas? Prueba aquí

Búsqueda personalizada
Licencia de Creative Commons