Dejar de fumar

¿Qué es fumar?

  1. Fumar es un hábito aprendido difícil de eliminar. Por lo que aquellos que se deciden precisan de esfuerzo y tiempo para conseguirlo.
  2. Este hábito se desencadena en situaciones específicas, que están determinadas por una serie de estímulos que anteceden a la conducta y una serie de consecuencias o efectos de la misma conducta. El hábito, por tanto, debe ser analizado para determinar cuáles son las situaciones que lo desencadenan y qué estímulos antecedentes y consecuentes se producen.
  3. Fumar produce efectos fisiológicos en el organismo, tales como la dependencia a la nicotina y la tolerancia. Por lo que dejar de fumar bruscamente puede ocasionar el síndrome de abstinencia.
  4. Fumar crea efectos psicológicos en la persona. Fundamentalmente reforzadores que mantendrán la conducta en el fumador al fortalecer el hábito.

dejar de fumar

Foto: Ogal

¿Porqué dejar de fumar?

– Los cigarrillos contienen más de 4000 productos químicos, de los cuales alrededor de 200 son tóxicos y más de 40 cancerígenos.

– Reduce considerablemente la esperanza de vida, del fumador y de los que están alrededor.

– La nicotina es una droga y es muy adictiva, lo que nos provoca que sintamos la necesidad física de seguir consumiéndola.

– El gasto económico que nos supone es muy importante si echamos cuentas al final de un año.

– Nos afecta al gusto, al olfato y a la vista.

– Nos afecta a la piel, produciendo un envejecimiento prematuro de la misma. Al aliento, produciendo un mal aliento a tabaco, y a la dentadura, dejándola completamente amarillenta.

– Puede producir despistes en la conducción o cuando vamos caminando, con fatales consecuencias.

– Produce aumento del riesgo de malformaciones en el feto, y complicaciones en el embarazo y en el parto.

– Aumenta la fatiga, reduce la capacidad pulmonar y provoca la tos, cuando realizamos ejercicio físico.

– No es un buen ejemplo para los que estamos alrededor, sobre todo para los más pequeños.

– Empieza a no estar tan bien visto socialmente, y ya no se promociona ni en la publicidad, ni en la televisión ni en el cine.

– Etc.

¿Cómo se puede dejar de fumar?

Hoy en día existen muchos más medios para dejar de fumar que antes. El primero y más accesible es acudir a nuestro médico de familia, que están perfectamente capacitados para iniciar un programa de deshabituación tabáquica.

Hay personas que optan por intentarlo por sí misas y algunas llegan a conseguirlo con una buena fuerza de voluntad. Aunque también es verdad que el riesgo de recaídas, incluso después de largos periodos de abstinencia, puede ser alto.

Hay que tener claro que el tabaco no solo produce dependencia física (adicción), sino que es un hábito fuertemente instaurado. De forma que, si a pesar de tener un firme propósito y tener una buena voluntad, nos seguimos enfrentando a las situaciones que provocaban la conducta de fumar a diario, tendremos un alto riesgo de recaer en dicha conducta.

Todo buen programa para dejar de fumar, debería constar de 4 fases:

  1. Recogida de información y establecimiento de objetivos.
  2. Debilitamiento del hábito de fumar y entrenamiento en habilidades para afrontar situaciones adversas.
  3. Inicio de periodos de abstinencia.
  4. Mantenimiento del periodo de abstinencia.

¿Sabes lo que te ahorras si dejas de fumar?

Por atacar el tema económico y para que valores si realmente merece la pena acudir al médico de familia o bien a la consulta de un psicólogo, te daré los datos del dinero que te puedes ahorrar (aproximadamente), de un estudio realizado con el precio medio de las cuatro marcas de tabaco más vendidas en España:

 

 

1 mes56€ 3 meses167€ 1 año678€ 5 años3.388€ 10 años6.775€
111€ 334€ 1.355€ 6.775€ 13.551€
167€ 501€ 2.033€ 10.163€ 20.326€
223€ 668€ 2.710€ 13.551€ 27.101€

 

10 cigarrillos/día

 

20 cigarrillos/día

 

30 cigarrillos/día

 

40 cigarrillos/día

 

Ahora es cuando realmente deberías preguntarte dos cosas:

¿Merece la pena seguir fumando?

¿Merece la pena ir a un profesional para dejar de fumar?

 

Enlaces recomendados

Dejar de fumar con ayuda

Buenas razones para dejar de fumar

– Para dejar de fumar

 

email
Si te ha gustado el artículo te agradeceríamos que lo compartieras en redes para que otras personas también puedan leerlo.

Este artículo fue escrito por:

- que ha escrito 40 posts on Psicología para todos/Superdotados/Psicología infantil/Depresión.

Psicólogo, Máster en Terapia de conducta y Trastornos de la personalidad, es además enfermero, con la especialidad de enfermería del trabajo y Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales con las especialidades de Ergonomía y Psicosociología Aplicada e higiene Industrial.

Contacta con el autor

2 Respuestas hacia “Dejar de fumar”

Trackbacks/Pingbacks

  1. […] de vida van a influirlos mucho. En mi casa nadie fuma, y mi hija mayor a penas sabe lo que es un cigarro. Si fuera al contrario, y fumáramos a diario en su presencia, a lo mejor de mayor no fumaría, […]

  2. […] de vida van a influirlos mucho. En mi casa nadie fuma, y mi hija mayor a penas sabe lo que es un cigarro. Si fuera al contrario, y fumáramos a diario en su presencia, a lo mejor de mayor no fumaría, […]


Deja un comentario

¡A la venta mi nuevo libro!

Libro: ¡P@adres en alerta! Nuevas Tecnologías

davidcortejoso.com

davidcortejoso.com

Riesgos de las TIC en menores

Experto en Peligros de las TIC

Grupo Helptic

te ayudamos con las TIC

¿Quieres recibir las novedades de Psicoglobalia?

Introduce tu correo:

Páginas recomendadas

¿No encuentras lo que buscas? Prueba aquí

Búsqueda personalizada
Licencia de Creative Commons