Consejos prácticos para hablar en público y no morir en el intento…

En un anterior artículo (Tengo miedo a hablar en público), ya os hablé de la fobia a hablar en público. En él os comentaba los síntomas que provoca este miedo, lo definíamos, hablábamos de las terapias existentes para vencerlo y os daba unas recomendaciones generales. Pues bien, ha llegado el momento de daros una serie de consejos fundamentales y que podéis llevar a la práctica, entrar más en materia.

hablar en público Foto: Prefeitura de Olinda

1. Prepara el tema o la charla

Es lo primero y lo más recomendable antes de enfrentarse a cualquier audiencia, sea un público especializado o un grupo de amigos. Debes dominar el tema del que vayas a hablar, sus principales conceptos, ya que no solo se “notará” si no entiendes de ello, sino que además hay que estar preparados para posibles preguntas del público. La seguridad que demuestres al hablar y al contestar las preguntas hablará mucho en tu favor y en la atención que te preste la audiencia.

2. Conocer el tipo de audiencia

Es importante tener una noción del tipo de público que te va a escuchar. Todos estaréis de acuerdo en reconocer que no es lo mismo hablar de un tema para un grupo de amigos, que hablar de un tema más técnico a un grupo de expertos en la materia. En función del público deberás procurar utilizar un tipo de lenguaje u otro, presentar el tema con unos medios u otros. No es lo mismo preparar una charla de primeros auxilios para un grupo de 20 estudiantes de enfermería, que dar unas nociones de primeros auxilios a un grupo de chavales de 13 años. Procura conocer la edad del auditorio, su preparación o formación académica, su formación específica del tema que les vas a hablar, etc.

3. Hay que intentar ser claro y preciso

No nos debemos de ir por las ramas para hablar de un tema, ya que lo único que generamos es desatención y confusión. Esto no implica que no se puedan utilizar medios auxiliares para apoyar nuestra exposición, como puede ser un power point, un chiste o una anécdota relacionados, o un vídeo. Además de hacer la intervención más amena, lograremos un aumento en la atención del que escucha.

4. Conviene ensayar la intervención

Si es una intervención programada, conviene siempre hacer un ensayo previo, con el fin de ajustar el contenido al tiempo del que disponemos. Es adecuado planificar también el lenguaje corporal que vamos a manifestar, la vestimenta a llevar… Todos los detalles cuentan para que la audiencia mantenga la atención. En el caso de la vestimenta, dependerá del tipo de público, siempre conviene ir bien vestido, pero ropa o modelos excesivamente llamativos, lo único que consiguen es que el oyente centre su atención en el que habla y no en el mensaje, que es lo que queremos.

5. Cuidar el tono y el contacto visual

Es importante hablar de forma clara y sin correr excesivamente. Se nos debe de entender, y en ocasiones habrá que levantar la voz para que se nos oiga mejor, siempre sin llegar a chillar, claro.

El contacto visual es imprescindible. Una persona que solo lee o que no despega la vista del ordenador o del power point, da imagen de no conocer el tema. Por eso es tan importante prepararse el tema antes de la charla. Mantener el contacto visual aumenta la atención de los participantes y da sensación de cercanía.

6. Favorece la participación del público

Es conveniente que intentes mantener la atención de tu audiencia, y esto se logra muy bien haciendo que participen de alguna forma en tu intervención. También así cedes un poco de tu tensión al público. Hazles preguntas, abre un turno de debate sobre el tema, un turno para contar experiencias, ejercicios… lo que se te ocurra que les haga intervenir. También te sirve de feedback para comprobar si se están enterando o les está interesando.

7. Los nervios y otros consejos

Es normal estar nervioso antes de hablar en público, normal y necesario, ya que nos mantiene alerta. Cuando los nervios y la ansiedad son excesivos, es cuando nos atenazan y dificultan el que hablemos. ¿Qué podemos hacer en estas situaciones?:

–          Como ya os dije en el otro artículo, la mejor forma de superar los miedos es exponerse a las situaciones que lo provocan. Es como el que practica con patines, puede que se caiga muchas veces, pero cuanto más practique, mejor patinará. Siempre sabiendo que hay personas que por condiciones naturales se les dará mejor patinar que a otras. Lo mismo con hablar en público.

–          No conviene enfrentarse a estas situaciones con el estómago muy cargado de comida o habiendo comido alimentos muy pesados de digerir. Nos puede provocar pesadez, gases, malestar y perjudica mucho la comunicación. Depende de la hora a la que habléis, si es después de una comida, o bien la adelantáis o bien comer ligerito. Tampoco dejéis de comer, ya que entre nervios, calor y demás, la hipoglucemia y el mareo pueden hacerse notar.

–          Como bebidas, la mejor el agua. No bebáis nada con gas antes o durante, lo único que os puede provocar son gases y malestar. No bebáis tampoco grandes cantidades de agua antes que os puedan provocar un hipersudoración y os hagan estar más pendiente de eso que de otra cosa.

–          Usar técnicas de relajación previas a intervenir es muy adecuado. En este sentido el uso de las técnicas de respiración es muy bueno para calmar nervios y controlar la situación. Respirar lento y profundo, intentando concentrarse en todas las sensaciones del mecanismo de la respiración y abstrayéndose de cualquier otro pensamiento es muy beneficioso. Inspira lento y profundo, retén el aire en tus pulmones siendo consciente de ello mientras cuentas tres segundos, luego expira notando como sale otra vez el aire. Repite la operación 4 o 5 veces, una vez concentrado, respira lento pero más rítmico, sin retener tanto el aire. Si te asaltan pensamientos distractores, déjales que se vayan, sigue concentrado en la respiración. Esto te ayudará a relajarte y a destensar los músculos, y puedes hacerlo de forma disimulada sin que nadie lo note.

–          La postura también es importante. Si vamos a estar sentados en la exposición conviene estar en una postura cómoda y relajada, pero en su justa medida (no hace falta ponernos como en el sillón de casa). No hay que cruzar los brazos, indica defensa y no van a atacarnos. Fijaros en los presentadores de telediario, brazos apoyados en la mesa y abiertos, con el cuerpo ligeramente ladeado. Significa apertura y cercanía, dando la posibilidad al oyente de interactuar (aunque en la TV no sea el caso). Si vais a estar de pies, conviene una postura recta, pero sin que parezcamos una tabla de planchar. Si tenemos la oportunidad de movernos, mejor, aunque tampoco hace falta que vayáis de lado a lado de la sala, una pequeña zona en la que moverse y ya. Al moveros hacedlo con confianza, demostrad seguridad, no seáis como robots.

–          La entada en el auditorio y la cara deben transmitir seguridad y simpatía. Una sonrisa es muy bueno, pero si va a ser forzada, puede ser muy contraproducente. Intentar ponerla natural, sin forzarla y sin exagerar. Un locutor que transmite simpatía nada más entrar tiene ya al 80% del público ganado.

–          No corráis al hablar, las pausas y los silencios son completamente necesarios. Hay que usarlos en su momento adecuado, pero es imprescindible para que el auditorio integre la información que se le da o bien para que reflexione sobre ella.

–          Lo más importante: los nervios no vamos a eliminarles nunca del todo, hay que tenerlo claro. Pero hay que intentar verlos como aliados no como enemigos. Nos ayudan a estar alertas y nos preparan para la acción. Hay que centrarse en el tema no en el auditorio, no les veamos tampoco como enemigos, nosotros somos los que vamos a hablar y los que entendemos del tema, los que van a escuchar van a aprender.

Buena suerte, practicar mucho y mucho ánimo.

 

email
Si te ha gustado el artículo te agradeceríamos que lo compartieras en redes para que otras personas también puedan leerlo.

Este artículo fue escrito por:

- que ha escrito 40 posts on Psicología para todos/Superdotados/Psicología infantil/Depresión.

Psicólogo, Máster en Terapia de conducta y Trastornos de la personalidad, es además enfermero, con la especialidad de enfermería del trabajo y Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales con las especialidades de Ergonomía y Psicosociología Aplicada e higiene Industrial.

Contacta con el autor

8 Respuestas hacia “Consejos prácticos para hablar en público y no morir en el intento…”

  1. Chema dice:

    Muy buenos consejos David!

    Yo cuando empecé, me temblaba un poco la voz al inicio de las charlas, hasta que cogía confianza.
    Una técnica que me fue útil es la de hacer presentarse al público (eran pocos) y así pasaban esos primeros minutos y las cosas iban rodadas.

    Enhorabuena por el blog!

  2. Hola.

    Muy buen artículo está completísimo.
    Debemos mostrar una buena postura al hablar en público no sé que pasa con esto pero he visto ya varios oradores con malas posturas, jorobados y esto da una muy mala imagen.

    Andrés Velásquez

  3. Mara dice:

    Muy bueno espero lo pueda aplicar.

  4. Felipe Alvarado dice:

    Excelente entrada! Esta guía de consejos me servirá ya he tomado varios (casi todos) los conejos que pones para intentar aplicarlos en una próxima presentancion que tengo en unas semanas! Me gusto en especial parte 6, la de favorecer la participación del publico, hay que tratar… Yo fui siempre el personaje mas timido de la clase, pero me propuse superar mis temores cuando entre a la universidad. Navegando por la red me encontré con un curso llamado “comunicarse sin trabas” lo encontré en la sección de educación de la web de Esthalon. Sinceramente les digo los cambios han sido NOTABLES. Soy otra persona.

  5. Óscar Villareal Ibañez dice:

    Qué curioso. Justamente me preguntaba cuándo van a preguntar de este tema. Y el título está genial. Hoy existen muchos tipos de sugerencias y técnicas para hablar en público. Grcias. Gracias también, Felipe Alvarado, por el link. Visité la página que mencionas, Esthalon punto com y vi que hay varias técnicas para hablar bien frente a un público.

  6. David Cortejoso dice:

    Gracias Óscar a ti por tus palabras y comentarios. Un saludo!

  7. Ivan Arvelo dice:

    Me pareció muy acertado el consejo sobre conocer el tipo de audiencia, es imprescindible si quieres llegar a tu publico de manera y que ellos puedan sentir que tambien los entiendes y respondes a sus inquietudes sin que tengas que preguntar ya que tu discurso sera bastante completa al saber este factor… Tambien estoy mi desarrollandome como orador gracias a Esthalon y su sobre COMO HABLAR MEJOR ESCUCHANDO… lo recomiendo si necesitan perder el miedo escenico, aprender a modular la voz, o sencillamente si quieren desarrollarse como oradores y hacer que sus presentaciones sean efectivas… Saludos… si necesitan pueden encontrar la pagina en internet bajo el nombre ESTHALON.

Trackbacks/Pingbacks


Deja un comentario

¡A la venta mi nuevo libro!

Libro: ¡P@adres en alerta! Nuevas Tecnologías

davidcortejoso.com

davidcortejoso.com

Riesgos de las TIC en menores

Experto en Peligros de las TIC

Grupo Helptic

te ayudamos con las TIC

¿Quieres recibir las novedades de Psicoglobalia?

Introduce tu correo:

Páginas recomendadas

¿No encuentras lo que buscas? Prueba aquí

Búsqueda personalizada
Licencia de Creative Commons