Cómo hablar con los hijos

El cómo hablar con los hijos influye mucho en que nos puedan entender y nos puedan hacer caso. Pero esto que parece una obviedad, es, sin embargo, una de las cosas que peor hacemos los padres. Veamos cómo se les debe hablar, transmitir una orden, pedirles un favor, etc.

El lenguaje de los padres

En los primeros años de vida, el lenguaje que utilizan los padres para hablar con los hijos, es imprescindible para una serie de cuestiones fundamentales:

–          Su desarrollo emocional.

–          Su desarrollo social y su integración en la familia.

–          El aprendizaje de la lengua de sus padres.

–          Su desarrollo cognitivo.

Los padres comenzamos a hablar con los hijos con un tono determinado, con una “música” particular, un ritmo y un timbre, que no son los que habitualmente utilizamos en nuestro día a día, fuera de la relación con nuestros hijos.

Sin embargo, poco a poco, abandonamos estas peculiaridades del lenguaje paternal, y a medida que crecen les vamos hablando como nos dirigimos a todo el mundo. Pero sin embargo, lo que nos interesa hoy es el contenido y la forma en que hablamos con nuestros hijos, y no tanto las propiedades del sonido.

cómo hablar con los hijos Julien Lagarde via Compfight

Consejos para hablar con los hijos

Veamos ahora unos consejos para que la comunicación con nuestros peques sea la adecuada:

-Lo primero y más importantes es escucharles. Hay que darse tiempo con los niños, ya que no van ni al mismo ritmo ni a la misma velocidad que nosotros, tanto para hablar como para pensar en lo que van a decir. Hay que dejarles terminar las frases y esperar a que den toda la explicación.

– Conviene mirarles a los ojos y ponernos a su altura, de esta manera le hablamos como a un igual, bajando de nuestra posición de dominancia, y poniéndonos a la par.

– Debemos hablarles en función de su edad; cuanto más pequeños sean, las frases deben ser más cortas y procurando que en cada frase haya un solo mensaje o información.

– En muchas ocasiones se ha dicho que siempre se les debe decir la verdad, pero no estoy del todo de acuerdo. La mentira es algo inherente al  ser humano, y completamente necesaria para respetar normas sociales y vivir en grupo. No comparto que haya que decirles siempre la verdad, ya que hay verdades que aun no entienden, o bien que son algo crueles para su edad, y no hay que tener prisa porque maduren. Pero tampoco se les debe mentir como tal. A veces basta con no decir la verdad pura y hacerle entender que debe esperar para conocer las cosas, o simplemente utilizar la típica “mentira piadosa”.

– Es mejor las frases y las peticiones en positivo, es decir, si tu hijo es el típico escalador de mesas y sillas, en vez de decirle “no te subas ahí”, puedes decirle “ven aquí conmigo que te puedes caer”.

– Tenemos que ser comprensivos con ellos, no perder nunca la idea de que son niños y que se expresan como tal. Hay que educarles, pero también se les debe dar margen y flexibilidad, hay que permitirles ciertas mentiras o ciertas formas de expresarse.

– Hay que evitar juzgarles a ellos. Cuando queramos señalarle algo que ha hecho mal, hay que decirle lo que ha hecho mal, y no que él es malo. Es mejor decirle que no ha recogido la habitación a decirle que es un desordenado.

– La paciencia es fundamental a la hora de hablar con los hijos. Pero esto no indica que debamos repetirles las cosas mil veces para lograr que las hagan, ya que a ello se acostumbran, y nuestro cansancio irá en aumento. Se les dice una vez, como mucho dos, y seguimos haciendo nuestras tareas. Tenemos métodos de modificación de conducta para lograr que lo haga si no lo hace, hay que usar nuestra inteligencia.

– Recordad que son vuestros hijos, y la mejor recomendación que os puedo dar, es que les deis mucho cariño y afecto, que les expreséis vuestros sentimientos, no solo mandatos y peticiones, que juguéis y aprovechéis el tiempo con ellos.

email
Si te ha gustado el artículo te agradeceríamos que lo compartieras en redes para que otras personas también puedan leerlo.

Este artículo fue escrito por:

- que ha escrito 164 posts on Psicología para todos/Superdotados/Psicología infantil/Depresión.

Psicólogo Sanitario, Máster en Terapia de conducta y Trastornos de la personalidad, Profesor Universitario en la Universidad Isabel I y en la Universidad Camilo José Cela, soy además enfermero, con la especialidad de enfermería del trabajo.

Contacta con el autor

Deja un comentario

¡A la venta mi nuevo libro!

Libro: ¡P@adres en alerta! Nuevas Tecnologías

davidcortejoso.com

davidcortejoso.com

Riesgos de las TIC en menores

Experto en Peligros de las TIC

Grupo Helptic

te ayudamos con las TIC

¿Quieres recibir las novedades de Psicoglobalia?

Introduce tu correo:

Páginas recomendadas

¿No encuentras lo que buscas? Prueba aquí

Búsqueda personalizada
Licencia de Creative Commons