Cómo administrar nuestro tiempo para afrontar el estrés

Uno de los principales factores que contribuyen al estrés en nuestra sociedad actual es la falta de tiempo, ya sea real o sentida. Esta sensación constante interfiere mucho en nuestra calidad de vida, produciendo un notable malestar.

Pero en realidad, en muchos de los casos, aunque no en todos, la falta de tiempo se produce por una mala planificación del mismo. Esto puede corregirse a través de estrategias específicas para la mejor administración del tiempo.

Técnicas de administración del tiempo

Las técnicas de administración del tiempo son procedimientos que nos enseñan a organizar el tiempo, tomando decisiones previas sobre a qué tareas o actividades debemos dedicar el tiempo que tenemos, decisiones que debemos basar en la importancia de la tarea en función de nuestros objetivos, dejando siempre espacio para los imprevistos, y para el descanso y el ocio.

La mejor de las técnicas es la planificación. Y debemos de tener bien claros los pasos que tenemos que llevar a cabo para distribuir adecuadamente el tiempo del que disponemos, y que son los siguientes:

  1. Establecer los objetivos, de mayor orden, que son los que se quieren alcanzar con las tareas y actividades que realmente llevaremos a cabo.
  2. Ordenamos los objetivos atendiendo a criterios de importancia, de que sean asequibles y potencialmente posibles, de la urgencia o rapidez con que debemos conseguirlos, de la dificultad de conseguirlos y del tiempo que nos llevarán.
  3. Una vez fijados esos objetivos, hay que establecer las actividades que permiten alcanzarlos, marcando en cada uno las acciones concretas para desarrollar dichas actividades y el tiempo que llevará cada una.
  4. Ordenamos dichas actividades en función de su importancia para conseguir el objetivo.
  5. Establecer el horario diario que le vamos a dedicar, distribuyéndolo en las distintas actividades priorizadas.

técnicas distribución del tiempo

Para poder establecer la priorización de las actividades y también de los objetivos, nos podemos valer de la siguiente matriz para la toma de decisiones:

Urgente                      No urgente

Importante                     1                                  2

No importante                3                                 4

 

Aunque podremos añadir todos los factores que queramos o consideremos y complicarla mucho más.

Con esta simple matriz, el orden sería el siguiente:

–          Primero, las tareas importantes y urgentes.

–          Segundo, las importantes pero no urgentes.

–          Tercero, las no importantes pero urgentes.

–          Cuarto, las no importantes y no urgentes.

Algo que sí se debe tener en cuenta es que es mejor que nuestro tiempo esté bien planificado. Planificar no es perder tiempo, es ganarlo, o ganar en su aprovechamiento, con lo que el mejor de los consejos, es que lo planifiquéis y lo escribáis. Construir vuestra propia matriz con las tareas diarias; además os servirá de recordatorio y evitaréis despistes y olvidos.

Consejos para mejorar nuestro tiempo y afrontar mejor el estrés

Veamos unos consejos que nos permiten todavía más, distribuir mejor nuestro tiempo, y con ello aligerarnos de esa sensación constante de falta de tiempo, que influye en la aparición o agravamiento del estrés:

  1. La asertividad: hay que aprender a decir que no a aquellas tareas o actividades que no sean prioritarias.
  2. Debemos aprender a ignorar los objetivos y tareas que no son prioritarios hasta que hayamos conseguido los prioritarios.
  3. Incluir siempre en la planificación, algún tiempo para imprevistos e interrupciones.
  4. Delegar las tareas que se pueda en otras personas, especialmente aquellas que no son prioritarias.
  5. Hay que dejar el perfeccionismo a un lado, ya que no se puede alcanzar en todo. Hay que hacer las cosas bien, pero tampoco hace falta hacer el mejor trabajo del mundo, sobre todo cuando el tiempo no sobra.
  6. No debemos demorarnos en la toma de decisiones, no hay que dudar entre las distintas alternativas que tengamos, hay que decidir la mejor lo antes posible y ponerse en marcha.
  7. No hay que dejar que las tareas se acumulen, es mejor ir haciendo de una en una, que dejarlas para luego, perder el tiempo y luego tener que resolver doce de una vez.
email
Si te ha gustado el artículo te agradeceríamos que lo compartieras en redes para que otras personas también puedan leerlo.

Este artículo fue escrito por:

- que ha escrito 164 posts on Psicología para todos/Superdotados/Psicología infantil/Depresión.

Psicólogo Sanitario, Máster en Terapia de conducta y Trastornos de la personalidad, Profesor Universitario en la Universidad Isabel I y en la Universidad Camilo José Cela, soy además enfermero, con la especialidad de enfermería del trabajo.

Contacta con el autor

Una respuesta hacia “Cómo administrar nuestro tiempo para afrontar el estrés”

  1. eylan dice:

    cuando no tenemos el control del tiempo y el tiempo nos controla a nosotros, nunca llegamos a lograr nuestros objetivos y metas por eso nos
    empezamos a frustrarnos, a tener estrés. Por eso es mejor a aprender a administrar el tiempo para alejarnos del estrés. Dejo un link que se que les va hacer de utilidad http://administraciondeltiempo.org/

Trackbacks/Pingbacks


Deja un comentario

¡A la venta mi nuevo libro!

Libro: ¡P@adres en alerta! Nuevas Tecnologías

davidcortejoso.com

davidcortejoso.com

Riesgos de las TIC en menores

Experto en Peligros de las TIC

Grupo Helptic

te ayudamos con las TIC

¿Quieres recibir las novedades de Psicoglobalia?

Introduce tu correo:

Páginas recomendadas

¿No encuentras lo que buscas? Prueba aquí

Búsqueda personalizada
Licencia de Creative Commons